Cada ataque imperialista y todas las estrategias de cambio de régimen de inspiración imperialista, requieren un pretexto y una justificación pública. Se hace necesario una causa noble para justificar la agresión.

Ya que estamos en el siglo 21 y no en el siglo 19, los políticos del capitalismo occidental tienen que ocultar y enmascarar su depredador objetivo, ya que habitualmente bombardean y matan a la gente - en el Medio Oriente, Asia y África - que sí resiste a que sus tierras y recursos caigan en manos de las corporaciones occidentales, los bancos y los intereses comerciales.

Imagem tomada de: https://fichacorrida.files.wordpress.com/2014/02/tio-sam.gif